Amar en reciprocidad

Photo by Joel Overbeck on Unsplash

Seguramente en lo que corresponde a tu vida amorosa, puedes sentir que en algún momento de tu vida, amaste y no fuiste correspondido. El término que realmente quiero utilizar en este escrito es el de la reciprocidad, siempre comento que en cualquier relación humana debe existir la reciprocidad. 

El diccionario de la Real Academia Española define este término como: “ correspondencia mutua de una persona o cosa con otra”.

Culturalmente nos es difícil comprender este término y me atrevo a decir a aceptarlo. Hemos hecho una construcción distinta a mi modo de ver en lo que se refiere a las relaciones humanas. Hemos interiorizado más bien el concepto de incondicionalidad. Cuantas veces no te dijeron en tu casa “uno da sin esperar recibir nada a cambio”, tal vez tengas a una amiga que siempre eres tu la que llamas, o si eres ese hombre quieres ser caballero con tu pareja, te desvives por ser detallista pero revés no recibes ningún gesto  Si te ocurre esto, posiblemente eres de las personas que quiere incondicionalmente. Seguramente me preguntes. ¿pero acaso esto esta mal?. Y la respuesta es, no es que este bien o mal es cuestión de que te sientas bien y no te sientas mal.

Cuando me refiero a establecer relaciones humanas basándonos en la reciprocidad me gustaría hacer una aclaratoria. No es que la otra persona tiene que hacer o darnos lo que nosotros hacemos o esperamos.  Por ejemplo: hay mujeres que están esperando que la pareja les regale un ramo de flores por una ocasión especial, y pasan los años y ese ramo no llega y sienten que no hay reciprocidad, pero el novio, se da cuenta a ella le gusta algo o que lleva tiempo buscando tal cosa y él se lo lleva. Cada quien a su manera y con lo que pueda, pero donde exista la mutualidad.

La falta de reciprocidad en nuestras relaciones es más común de lo que ustedes creen 

Te invito primero a que identifiques si las relaciones interpersonales que tienes se basan en la reciprocidad, tomando en cuanta lo que te he comentado hasta ahora. Y muchos me preguntarán ¿Ok, ya sé que no me corresponden ahora ¿qué hago ?

Photo by Toa Heftiba on Unsplash

Primero hay que revisar por qué estas involucrada (o) en una relación con el que no te sientes del todo satisfecho, ¿qué pensamientos y emociones están asociados a eso? Y luego cuando comprendas en ti mismo por qué, puedes decidir si seguir fomentando la relación o dejarlo atrás. Esto te puede tomar un tiempito porque hay emociones involucradas, como temor a quedarte sin ese amigo, temor a que tu pareja de deje, entre otras cosas. Cuando te sientas preparado para pensar en esos aspectos podrás decidir si seguir cultivando ese relación

Si necesitas acompañamiento la psicoterapia siempre te puede ayudar.

Con todo mi cariño Daniela

4 comentarios en “Amar en reciprocidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *