Retomar la rutina después de las vacaciones

Retomar la rutina después de las vacaciones.

¿Sabías que un porcentaje de la población sufre de deresión al regreso de las vacaciones?

Las personas pueden pasar todo un año soñando con las vacaciones, es muy común escuchar entre compañeros “necesito unas vacaciones” “me hace falta la playa”. Si bien  es un momento para el escape y el esparcimiento, al regreso, hay personas que experimentan sentimientos displacenteros asociados a la ansiedad y depresión.

Estas emociones pueden surgir a consecuencia de sentimiento de culpa por el gasto de dinero, el sentir que no se lo merecían, o por sentirse abrumados de no saber cómo tomar de nuevo la rutina.

La recreación es un aspecto importante para nuestra salud mental, es necesario y es un factor de protección. Con estos consejos que te muestro a continuación espero logres reducir los efectos negativos del regreso de las vacaciones y puedas empezar con mas ánimo tu rutina diaria.

  • Dentro de tu planificación anual incorpora los días de vacaciones: Si tienes hijos, indudablemente las vacaciones familiares tienen que ser en época de vacaciones escolares, si estas solo o en pareja y tienes flexibilidad, incluso puedes planificar tus vacaciones en temporada baja y reducir costos. Cuando se hacen cosas con planificación, la angustia por lo inesperado disminuye mucho.
Photo by Simon Migaj on Unsplash
  • Elige el tipo de vacaciones de acuerdo al presupuesto: a lo largo de la vida podemos hacer distintos tipos de vacaciones y adaptarnos a las circunstancias, lo importante es no dejar de tener la experiencia. Por ejemplo, si este año tuviste muchos gastos puedes flexibilizar tus vacaciones, como tomarte menos días en vez de semanas, viajar dentro de tu país en vez de afuera, alquilar un apartamento para hacer las comidas en casa y abaratar costos. Si por el contrario ha sido una año estupendo, después de cubrir tus gastos y destinar una parte para el ahorro, planifica tus buenas vacaciones. De las cosas materiales recordamos poco, en cambio, de los buenos momentos y las vivencias, quedan mucho y no se nos olvida.
  • Antes de partir deja todo arreglado: desde la lista de útiles escolares y uniformes, hasta dejar pagado alquiler, servicios, tarjeta de crédito, de esta manera, evitarás sentirte culpable al regreso porque gastaste de más, te excediste de presupuesto y tienes cosas pendientes por hacer. Inclusive dejar las cosas en el trabajo listas y no a medio terminar, deja tu casa limpia y ordenada, Todos esto garantizará puedas tomarte unas vacaciones tranquila y sin preocupaciones.
  • Llegar de las vacaciones días antes de empezar el trabajo o el colegio: Hay momentos donde llegamos de vacaciones justo el día antes de nuestra fecha de reintegro, esto es todo lo contrario a lo que recomiendo que hagas. Llega unos días antes y ten unos días libres antes de empezar la rutina, esto te permitirá readaptarte sin apuros sino poco a poco.
  • Por último controla tus pensamientos: estos pensamientos como “que fastidio mañana ir a trabajar” o “me encantaría seguir en tal ciudad”, “ya llegue a este país de porquería”, no te ayudan. Si estas en ese trabajo es porque decidiste estar allí. Mas bien ten conciencia del aquí y hora, no lamentarte tanto por un momento pasado que disfrutaste pero ya se acabo, ni anticiparte negativamente a lo que sucedera. Vive el presente y disfruta de lo que tienes.

Gracias por leerme y espero estos consejos te ayuden. Me encantaría comentaras y me sugirieras sobre qué temas te gustaría escribiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *