¿Cómo cuidarse mientras cuidas de otras personas ?

Cuando nos toca cuidar de una familiar que tiene una enfermedad crónica o que ha perdido facultades y no puede valerse por sí mismo, puede resultar agotador tanto física como emocionalmente.

Es por eso que hoy quisiera compartirte algunas acciones que puedes hacer para cuidar de ti misma y que no llegues al desgaste o bournemouth.

En estos casos hay dos escenarios, uno, cuando tenemos algún tipo de ayuda, bien sea por otros familiares o alguna persona contratada para tal fin o en el peor de los casos cuando estamos completamente solos.

Para mi en mi día a día, es bien importante la organización como clave del éxito. Es de suma importancia para quien cuida de otro estar bien organizado, esto implica desde los horarios de medicamentos, comidas, aseo personal, actividades. Ten en cuenta que posiblemente tengas que estar pendiente de muchas cosas al mismo tiempo.

Luego posiblemente tengas que compaginar estos cuidados con tu trabajo y ocupación, ahora en la pandemia muchos estamos trabajando remoto, lo que puede suponer una ventaja, pero eventualmente regresaremos, dejar las cosas organizadas en casa te dará algo de tranquilidad para trabajar. Utiliza el trabajo como un espacio donde te puedes sentir útil y productiva y puedes compartir con otras personas.

Vivir sólo para cuidar de otro puede ser agotador, sea tus hijos, tu esposo, tus padres o cualquiera.

Dentro de tus posibilidades tómate tiempo para ti y hacer alguna actividad que te guste así sea en casa, puedes practicar yoga, hacer algún entrenamiento, leer un libro, escuchar música.

Es normal que tengas emociones mezcladas en algún momento del proceso, no te sientas culpable, es producto de la situación, puedes sentir desde compasión, rabia, tristeza. Identifica lo que estás sintiendo, ponle la etiqueta, luego piensa qué situación te la produjo y finalmente busca una opción para liberarlo. Por ejemplo, si tienes un hijo que tiene necesidades espaciales y ese día tiró la comida al piso, es normal que sientas rabia porque te toca limpiarlo y estás cansada. Respira y piensa, estoy sintiendo rabia porque tenía planificado bañarme y ahora tengo que recoger, ¿solución? lo recojo, lo dejo haciendo una actividad y mientras te duchas tómate unos minutos más o coloca música que te guste.

Hazte un chequeo médico de rutina por lo menos una vez al año, cuidar de otro puede ser difícil por lo que tu salud puede verse afectada y para cuidar del otro debes estar en óptimas condiciones físicas. Estudios señalan que los cuidadores tienen un riesgo más alto de producir, hipertensión arterial, diabetes, ansiedad, tabaquismo, estrés y depresión.

Dormir bien y comer bien, fundamental. 

Busca grupos de apoyos que te brinden acompañamiento y documéntate sobre la condición de tu familiar.

Por último cultiva tus amistades y relaciones sociales.

Gracias por leerme

Daniela

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *